lunes, 13 de febrero de 2017

LA PROYECCIÓN DE LA CATÁSTROFE

Sobre Perdigones, de Guillermo Riedemann
Por Carlos Henrickson

Jorge Teillier, al caracterizar una línea lárica en la poesía chilena, plantea la raíz última de la vuelta al lar en el yo pulverizado y perdido de la ciudad, citando a Gottfried Benn: una conciencia desalojada que sueña con volver a ser el antepasado de sus antepasados, una masa de musgo en un tibio pantano. Basta esto para darnos cuenta que el trayecto de estos poetas sería harto más arduo y significativo que una emigración física desde la provincia a la ciudad, se sugiere que el desarraigo es más hondo y fatal, y que bien probablemente no tenga que ver siquiera con la naturaleza, sino con la memoria, y hasta con algo aun más sustancial de la experiencia del mundo. La memoria de un quiebre catastrófico que escinde profundamente la posibilidad humana parece acompañar la obra de Teillier como un índice hacia hitos de una historia arcana -que puede envolver el desarrollo de la civilización entera junto a sus formas de registro aurático- o bien algo más cercano, no contado o silenciado por la cultura desaurante y blanqueada de la fundación nacional: la violencia extrema de un poblador invasor sobre el territorio, sus habitantes y su vida natural.

lunes, 23 de enero de 2017

LA ORGANIZACIÓN DEL ESPACIO

Sobre Territorios Invisibles, de Felipe Moncada 
Por Rodrigo Arroyo, enero 2017

LA INVENCIÓN DEL LÍMITE


En el libro “Geonomía u organización del espacio” publicado por Maurice-Françoise Rouge el año 1947, se establece la diferencia que distingue al espacio geográfico de conceptos como medio o paisaje. Anticipando en más de veinte años al discurso oficial, difundido por el “Diccionario de la Geografía” de 1970. Convirtiéndose de paso, en el principal referente a la hora de indagar en los orígenes de la geografía aplicada. Vertiente que surge, entre otros motivos, con el propósito de abandonar la condición de ciencia descriptiva y convertirse así en un campo de aplicación. Un paso clave para alcanzar este objetivo fue situar la discusión en torno a la localización y el estudio del espacio. “Para llegar a una reflexión o estudio general es preciso que estudiemos la región y otras unidades más elementales sobre las cuales tienen lugar diferentes fenómenos, a veces invisibles en la compleja trama de la realidad”, señalaba en los años setenta Jean Tricart. Confirmando así, a contrapelo, la idea que algunos libros –diría Walter Benjamin– surgen como relámpagos en medio de la oscuridad, iluminando las “zonas menores de la historia, en otras palabras, revelando nuevas formas de percibir, transmitir y preservar el pensamiento. Estrategia, o experiencia mejor dicho, que es posible percibir en el libro “Territorios Invisibles”, de Felipe Moncada. 

LA VOZ DE ALIENTO

REFLEXIONES SOBRE ESCRITURA Y TESTIMONIO
DE JORGE POLANCO SALINAS (EDICIONES INUBICALISTAS, VALPARAÍSO, 2016)

Martín Ríos López
Docente y editor


Estoy convencido de que sólo algunas veces el placer de la lectura te entra en el cuerpo. Cuando eso acontece, entonces ya puede ir uno presumiendo de una suerte como pocas. Con el libro de Jorge Polanco La voz de aliento. Reflexiones sobre escritura y testimonio, me puedo dar el lujo de presumir que ha sido una suerte, una sorpresa y, por eso mismo, un placer. Un afortunado placer que se ha manifestado vívidamente a lo largo de toda la lectura de su texto. Ya por esto, vayan mis más sinceros agradecimientos a Jorge por el disfrute que me ha dado con la lectura de su libro.

viernes, 20 de enero de 2017

UN EXILIO, Diario El Centro de Talca

Silvia Rodriguez escribe sobre Un Exilio, de Adriana Bórquez


Cantos suicidas

Tratamiento reflexivo al libro Los hijos suicidas de Gabriela Mistral

"El momento en que la poesía renuncia al tema y al sentido es, desde el punto de vista de la meditación, la ruptura que le opone a los balbuceos humillados de la ascética. Pero cuando llega a ser un juego sin regla y en la imposibilidad, por la carencia de tema de determinar efectos violentos, el ejercicio de la poesía moderna se subordina, a su vez, a la posibilidad."
G.Bataille. La experiencia interior.

Por Tomas Quezada Cruzat


           I Introducción al contexto y al libro


El libro recopilatorio y antológico de Leonidas Lamm sobre poesía mistraliana desde el valle de Elqui, Los hijos suicidas de Gabriela Mistral, compone entre otras cosas la salud lirica que siguió a nuevas y jóvenes generaciones provenientes desde el valle del Elqui. En él se introduce a la figura lírica de Mistral antes de volverse un icono de la lengua y del sistema, y como este cruce de umbral afecta notoriamente el sentir y hacer de un autor, y que estas nuevas generaciones trataron con toda la devastación necesaria para elogiar aquella virtud en Mistral, aquel coraje. Notablemente comienza con una biografía de la Mistral oculta  a los ojos del papel moneda. O más bien obvia, puesto que Gabriela Mistral era por derecho natural la voz de un pueblo, revelando aquello que en todo sentido asiste al lenguaje en tanto devenir-canto, cuyos sedimentos son bien firmes y saludables, en el sentido sagrado de la escritura y como motivo valido de la comunicación de un pueblo.

sábado, 14 de enero de 2017

ENTREVISTA A MANDY GUTMANN

Daniel Rozas entrevista en "La Segunda" a Mandy Gutmann, por su novela La Pava


jueves, 12 de enero de 2017

NADA. ELLO DIRÁ

Notas para una metafísica de la memoria y la Ausencia de Dios
Presentación de La inteligencia se acrecienta en la Nada, por su autora. Ediciones Inubicalistas, Valparaíso, agosto 2016

Lucy Oporto Valencia
oportolucy@gmail.com

1


            La memoria como persistencia fundamental del ser, es la irradiación póstuma subyacente a los esfuerzos de una conciencia enfrentada, por un lado, al peso de la realidad, al sufrimiento provocado por la inconsistencia y disolución de su núcleo, y a la siniestra continuidad de ese movimiento regresivo y maligno, no siempre manifiesto, pero sí latente a través de crímenes imperceptibles. Y enfrentada, por otro, a los simulacros y apariencias construidos calculadamente para negar ese horror, esa barbarie y esa traición, encubiertos aquéllos por un cinismo e ironía ofrecidos en esta época como transgresión, marginalidad, alternatividad, subversión, o espurias y rentables “danzas sobre el abismo”, en medio de la consolidación y apoteosis de la sociedad de consumo y su hedonismo nivelador, con pretensiones triunfalistas transformadoras e, incluso, revolucionarias.

LA PIEDRA METAFÍSICA DE CAYUPÁN

Por Felipe Moncada Mijic


Si se pudiera hablar de poesía metafísica, habría que aludir obviamente a formas que desarrollen entre sus contenidos, inquietudes sobre la constitución del ser y la naturaleza de la realidad. Una leyenda dice que Aristóteles organizó su biblioteca, de manera que los documentos que no tenían como propósito el mundo físico, estuvieran “más allá” (meta) de los otros, y si bien se trata de una tradición inabarcable, aparece por ejemplo, al intentar comprender espiritualidades de otras culturas, o aquellos aspectos de la naturaleza en que la razón científica no puede explorar con sus mecanismos. Mucho de lo mencionado anteriormente ocurre en la poesía de Cristian Cayupán[1] (Puerto Saavedra, 1985), a lo cual debiéramos agregar una preocupación vital por el lenguaje, que decanta dentro de su producción en su libro Tratado de piedras:

martes, 10 de enero de 2017

FORMAS DE VIDA

Presentación de Territorios Invisibles de Felipe Moncada 
Por Jorge Polanco


Hay una imagen de Imre Kertész que recuerdo a menudo: en pleno campo de concentración, un hombre visiblemente afectado por la reducción de las energías vitales, comparte su alimento con otro. De ahí proviene el término “compañero”, aquel que comparte el pan. A menudo sentimos que el neoliberalismo en Chile es infranqueable. Conforma modos de habitar el mundo demasiado instalados y acendrados en el hábito. Asociada a esta manera mercantil de comprensión de la vida por el capitalismo avanzado, se suma la extorsión de la violencia vuelta espectáculo. Frente a esta cotidianidad, sin embargo, es posible hallar otra. Al cuestionamiento que se puede derivar de Freud en El Malestar de la Cultura a la noción de amistad que crea las “bandas” rivales y en último término la xenofobia, también existe otra manera de entender este vínculo afectuoso, la amistad que surge en la gratuidad de las relaciones humanas y de la escritura poética. Es el antagonismo que Mallarmé preservó en el carácter gratuito de la poesía pura respecto de la reducción de la vida a fuerza de trabajo y sus transacciones.

Volver a comenzar

Dónde iremos esta noche de Cristián Cruz
Por Ismael Gavilán


Durante bastante tiempo la poesía escrita por Cristian Cruz (Putaendo, Aconcagua, 1973), ha sido leída o vinculada con el universo y sensibilidad propiciada por la así llamada “poesía lárica”. Y si bien, desde su primer libro (Pequeño país, 2000) Cruz dio muestras inequívocas de su propio talento e individualidad, aquel juicio que relacionaba su escritura con las de Jorge Teillier o Efraín Barquero, –juicio a veces repetido una y otra vez con una ligereza espeluznante- no era, sin embargo, del todo inexacta, no tanto por el mero hecho de efectuar el joven poeta aconcagüino un revival acrítico de una poética tan sugestiva y poderosa como la de estos autores, ni tampoco porque viese en ellas una especie de justificación identitaria para dar cuenta de su propio proyecto poético frente a las exigencias metropolitanas de una hipermodernidad avasallante que, siendo francos, bien poco le interesaba e interesa lo que desde la provincia pueda acontecer como búsqueda estética o reflexión mesurada. Tal vez se trataba de otra cosa y que, a falta de una palabra más pertinente, pienso ahora que aquello podría caracterizarse de manera provisoria con el término aprendizaje. Es así que en Cruz, el apropiarse imaginativa, mítica y retóricamente de lo mejor que llevaron a cabo Teillier y Barquero –amén de otras referencias que son canónicas en la formación de un joven poeta como el que Cruz quiso ser y fue: Fournier, Rilke, Guy-Cadou, Esenin, Trakl, pero también Cárdenas, Volpe, Vallejo, el Neruda de Crepusculario y, por supuesto muchos más- significó, entre otras cosas, descubrir y aprehender puntos de encuentro para verse a sí mismo como continuador y parte de una rica y vasta tradición -el viejo dictum que dice que uno no elige escribir poesía, sino que es elegido por ella-. Pero por otro lado, Cruz fue, sin duda, lo suficientemente hábil como para tener sus propias luchas interiores, ordalías nacidas de las exigencias para con la escritura misma y que, con altos y bajos, devino aprehensión de esa misma tradición aludida, pero sin una complacencia mimética que lo inmovilizara en una reiteración equívoca o estéril.

EL TRIUNFO DEL FRACASO

Presentación del poemario DÓNDE IREMOS ESTA NOCHE, de Cristián Cruz
Ediciones Inubicalistas,  Valparaíso, 2015


Por Juan Cameron

Mientras me consideraba un lector de poesía solamente, un sujeto silencioso frente al texto, y me iba construyendo un mundo lírico particular, jamás intenté siquiera preguntarme sobre qué cosa quiso decir el poeta o qué dice el poema o cómo éste lo dice. Simplemente lo disfrutaba o lo dejaba pasar sin tomar nota del por qué el texto me agradaba e insistía en repetirlo en la memoria. Fue cuando hube de dar cuenta a los demás de mis lecturas, ya sea por necesidad de conversación o por el ejercicio crítico, que debí enfrentar esta tarea; la de establecer el qué se lee cuando se lee —parafraseando al Gonzalo Rojas— o el cómo enfrentar el poema.

Lucy Oporto, La Inteligencia se Acrecienta en la Nada

Ediciones Inubicalistas, Valparaíso, 2016
Jorge Polanco Salinas 

“Dos justos hay, mas su virtud no halaga;
Soberbia, envidia y lucro codicioso
Son los tres males de Florencia plaga”


La Divina Comedia, Infierno, Canto VI

En el Bosco no pareciera existir piedad. El infierno se vive como una lucha de todos contra todos. El carácter monstruoso no solo se cristaliza en las figuras deformes, sino en cómo llegaron a ser lo que son. En Los desastres de la guerra de Goya, el espesor de las imágenes se encuentra tanto en la bestialidad como en la miseria humana. En su caso, no es necesaria la exacerbación casi onírica de la deformación; basta con la acritud de los rostros. A pesar de las diferencias, en sus pinturas la carencia de piedad conforma el testimonio de la oscuridad infernal del mundo. Y la piedad, como muestra un bello texto de Didi-Hubermann, guarda relación con el duelo; esto es, con la escena de la madre velando al hijo asesinado. Generalmente, este oscuro luto —trabajado por Nicole Loraux en sus estudios sobre la Grecia clásica— proviene del hijo que va a la guerra, mientras las mujeres deben hacer el duelo, alterando el orden de la ciudad. La inteligencia se acrecienta en la nada que presentamos de Lucy Oporto Valencia alude a estos referentes visuales, a los que habría que agregar La Divina Comedia de Dante. La persistencia de la monstruosidad indica en este nuevo libro el síntoma de un mundo vivido ya como síntoma; es decir, la “deformación” de una experiencia que no tiene una forma plena o mesiánica, aunque la añora. 

lunes, 9 de enero de 2017

El sitio del poema

Sobre Lo uno / lo otro, de Natalí Aranda Andrades


Por Rodrigo Arroyo

¿Cómo no divertirse cuando la poesía, de pronto, se ha vuelto un juego? pregunta María Negroni en su libro Ciudad Gótica. Planteo que podríamos seguir a través de múltiples ramificaciones, al punto de llegar a recordar el desprecio que Adorno sentía por la cháchara, por lo banal. 

La provincia, la noche, el rock

“Dónde iremos esta noche” de Cristian Cruz

Por Raúl Hernández

No cabe duda que el afán lector que cada persona pueda tener, irá siempre acompañada de lecturas anteriores, antiguas novelas y libros de poesía que pudieron ser parte de algún momento que permanece y se recuerda. Esos momentos literarios que persisten en el tiempo como una estela luminosa que aparece en la noche. Noche de encuentros y cercanías, porque al leer nos incrustamos en aquello que se nos delata, y muchas veces eso que se acerca puede ser descrito como una tradición. Es esa misma tradición, esa misma bella noche para bailar rock, la que se asoma en los poemas de Cristian Cruz, poeta de San Felipe y autor constante que de vez en cuando nos trae sus poemas que, imaginamos, fueron trasladados en autos o buses interprovinciales y que fueron guardados en carpetas de computador que suelen ser ese espacio esencial en donde un libro comienza a dar forma para poder finalmente aparecer.

Dónde iremos esta noche

(Cristian Cruz, Ediciones Inubicalistas, 2015)
Por Cristián Gómez O.

La dificultad de hablar del último libro de Cristian Cruz (San Felipe, 1973), radica en la serie de reflexiones que Dónde iremos esta noche nos provoca. A pesar de su brevedad, este es un conjunto que intensifica su decir en este envase sólo en apariencia reducido: cada página, cada línea vale aquí la pena.  Quinta publicación del autor, el conjunto de ellas demuestra una evolución desde el larismo más mimético hasta un abandono casi absoluto de tal poética (si es que no su refutación más agria y biliar), proceso resumido con su habitual lucidez por Ismael Gavilán en su artículo: “Volver a comenzar: Dónde iremos esta noche de Cristian Cruz”.

Perdido en la noche

"Donde iremos esta noche", de Cristian Cruz. Valparaíso, Ediciones Inubicalistas, 2015

Por Luis Riffo Escalona


Ya sabemos que los lectores escasean, sobre todo los lectores de poesía y con mayor razón los lectores de poesía chilena actual. No es arriesgado afirmar que esta última es leída casi exclusivamente por poetas. Los poetas chilenos se leen entre sí, por afecto o curiosidad, por amor al arte, por descubrir otras voces. O porque los versos de ese poeta que puede ser un vecino, un amigo, un habitante de la misma ciudad, hablan de un mundo compartido, de un lenguaje que pertenece a la misma tribu.

martes, 3 de enero de 2017

EL TRAUMA DE SER CHILENO

Presentación para la novela “La Pava”, de Mandy Gutmann-González
por Patricio Serey

“No cierra nunca la herida del día que mañana se abre”
Elvira Hernández


“Nunca salí del horroroso Chile”: este verso de Lihn pareciera siempre acomodarnos como concepto para sintetizar la idea de país maldito, de esa idiosincrasia pegajosa que nos sigue; cambiemos de ciudad, país o de piel. Ser chileno. ¿Pero qué es ser chileno? Mandy Gutmann ronda esta pregunta en los 35 capítulos de su primera novela “La Pava”; 35 capítulos como si fueran pedazos de escombros de un país en ruinas, de una memoria disgregada que necesitan volver a reunirse para volver a ser, o para convertirse, mejor dicho, en  algo mínimamente inteligible, en algo cercano, ese algo con qué identificarse para mitigar el sentimiento de orfandad tan inherente al ser humano, tan propio, sobre todo, al que migra, o lo exilian, de su lugar de confort y redes de apoyo.

La sociedad de las abejas en los Territorios Invisibles

por David Bustos

Las abejas con su GPS biológico se orientan detectando los colores y texturas de las flores. Un trabajo colaborativo, donde en la cúspide de la pirámide social está la abeja reina. Las nodrizas acompañan a la reina, se preocupan de ella constantemente, la peinan, la alimentan, la cuidan y al mismo tiempo absorben en parte su esencia real, para distribuirla a toda la familia como una verdadera alimentación social. La abeja reina antes de entrar en su fase reproductiva hace un bello vuelo nupcial en que riza el aire con curiosa elegancia, después de las nupcias vuelve a su colmena donde deposita de mil a dos mil quinientos huevos diarios, uno por celda.

UNA POLIFONÍA DE LA MEMORIA

LA PAVA, NOVELA DE MANDY GUTMANN
Felipe Moncada Mijic, Valparaíso, diciembre 2016


Es frecuente oír en el ámbito literario, que en Chile ha faltado la “gran” novela de la dictadura, reiterándose un poco la esperanza en hallar un relato totalizante y clarificador, pero por otra parte está la visión de que el desarrollo y consecuencias de ese período histórico, está diseminado en un sin número de obras narrativas y testimoniales que abordan el tema, pero de una manera oblicua, desarrollando los matices más que el retrato frontal de la historia; y es en ese segundo ámbito, donde creo que La Pava toca fibras que estaban pendientes, como lo son las consecuencias del período autoritario en la infancia, o más precisamente, el hecho de crecer en un mundo de adultos fragmentados, que han perdido la memoria, que usan eufemismos para referirse a hechos históricos, o que la urgencia de resolver la sobrevivencia cotidiana, no les deja fuerzas para resolver el pasado.

Presentación de Territorios Invisibles

por Cristian Cruz

Una de las razones  de la poesía, es quizás, hermanar las distancias entre  los polos de un fenómeno poético. O podría ser, la hermanación por sobre la fractura, de posiciones o tendencias que a la larga, terminan alimentando en su justa medida,  el mismo fenómeno, en este caso, la producción poética de un país.  Vislumbro a medida que avanza la lectura de este gran y extenso ensayo, que Chile podría dividirse en dos; el Chile cuya poesía nace fuera del foco de atención mediática, y el Chile cuyo efecto poético está más ligado a la caja de resonancia de los medios, el mercado y la institucionalidad, parafraseando al autor.
Entrevista a Felipe Moncada, por el libro Territorios Invisibles

TERRITORIOS INVISIBLES, de Felipe Moncada

FRAGMENTOS VISTOS
por Guillermo Riedemann

“En un universo muerto nada es visible”
John Berger

“La poesía es un territorio invisible
o la poesía deja ver lo que todo lo demás oculta”

Sandor Ferencsi


John Berger envió otro recado; dijo: “Yo creo que uno mira con la esperanza de descubrir un secreto. No un secreto sobre el arte, sino sobre la vida. Con las palabras lo único que se puede hacer es trazar, a mano, un tosco mapa para llegar al secreto”. Algo así, cito de memoria, y entonces pienso que de lo que se trata es de conversar. Lo digo de otro modo: se trata de conversar. O así: lo que necesitamos es conversar, que quiere decir hablar y escuchar, o primero escuchar y luego hablar, hablarnos y escucharnos. 

Presentación Libro Natalí Aranda

Libro: Lo Uno/Lo Otro. Ed. Inubicalistas, 16 de diciembre 2016

Por David Álvarez Muñoz

V  
Ni todas las cuchillas de los postes,
Ni los escoplos de las largas calles,
Ni los mazos de las cúpulas
Y altas torres
Pueden tallar
Lo que puede tallar una estrella
Cuando brilla a través de las hojas de parra.
(Wallace Stevens)

En 1854, Charles Baudelaire recibió una invitación a participar de una antología organizada por el diario Figaro que pretendía reunir diversos poetas en torno al tema de “La Naturaleza”. Naturaleza, así en mayúsculas, tal como había sido el objeto de la poesía romántica precedente. Baudelaire acepta participar y envía dos poemas sobre el crepúsculo (“Crepúsculo de la tarde” y “Crepúsculo de la mañana”). Sin embargo, estos poemas no iban solos, se acompañaban de una carta en la cual, de medio as me parecen peme parece un valor tremendo. eriencia interna" smaginado previamente. ?lienzo mis mas intimas reaccionepese a lo breve, dejaba muy en claro sus dificultades que mantenía para escribir sobre la naturaleza

La Sota, en periódico Punto Final

Texto a mostrar

domingo, 16 de octubre de 2016

Silvestre, de Felipe Moncada

Por Jaime Medina Cárdenas

Y si después de tanta palabra, no sobrevive la palabra 
César Vallejo 


He querido comenzar esta presentación del libro Silvestre (Ediciones Inubicalistas, 2015), de Felipe Moncada Mijic, citando estas palabras de Vallejo, pues es una clave para entender el poemario, la palabra como elemento creador, es la que va construyendo realidades, en este caso Felipe nos conecta con un mundo poético de lo simple, pero a la vez de osada belleza lárica, de verdad me sorprendió este texto en este verano y por estar aquí en La Frontera, donde sus escritos maulinos y porteños no se dejan seducir por el vocabulario cotidiano de la gran urbe.

Presentación, Territorios Invisibles, de Felipe Moncada

Por Jorge Polanco Salinas


“Hace algunos años, varios científicos demarcaron un pequeño sector del suelo
de un bosque en el oeste de los EEUU y le quitaron la capa superior de tierra (…)
Luego hicieron un inventario de invertebrados. En total, contaron 150 seres vivientes
por cada decímetro cuadrado”. 
Peter Farb, citado en Territorios Invisibles


Hay una imagen de Imre Kertész que recuerdo a menudo: en pleno campo de concentración, un hombre visiblemente afectado por la reducción de las energías vitales, comparte su alimento con otro. De ahí proviene el término “compañero”, aquel que comparte el pan. Habitualmente sentimos que el neoliberalismo en Chile es infranqueable. Conforma modos de habitar el mundo demasiado instalados y acendrados en el hábito. Asociada a esta manera mercantil de comprensión de la vida por el capitalismo avanzado, se suma la extorsión de la violencia vuelta espectáculo. Frente a esta cotidianidad, sin embargo, es posible hallar otra. Al cuestionamiento que se puede derivar de Freud en El Malestar en la Cultura a la noción de amistad que crea las “bandas” rivales y en último término la xenofobia, también existe otra manera de entender este vínculo afectuoso, la amistad que surge en la gratuidad de las relaciones humanas y de la escritura poética. Es el antagonismo que Mallarmé preservó en el carácter gratuito de la poesía pura respecto de la reducción de la vida a fuerza de trabajo y sus transacciones.

Presentación, Territorios Invisibles, de Felipe Moncada

Por Cristian Cruz


Una de las razones de la poesía, es quizás, hermanar las distancias entre los polos de un fenómeno poético. O podría ser, la hermanación por sobre la fractura, de posiciones o tendencias que a la larga, terminan alimentando en su justa medida, el mismo fenómeno, en este caso, la producción poética de un país. Vislumbro a medida que avanza la lectura de este gran y extenso ensayo, que Chile podría dividirse en dos; el Chile cuya poesía nace fuera del foco de atención mediática, y el Chile cuyo efecto poético está más ligado a la caja de resonancia de los medios, el mercado y la institucionalidad, parafraseando al autor.

Silvestre, la fina bestia de Felipe Moncada.

Por Damaris Calderón Campos

Hay pocos libros que consiguen la fragancia de lo que nombran, no sólo su representación. Pocos libros donde la delicadeza o la vehemencia de los elementos, resuenan, se manifiestan. Silvestre, de Felipe Moncada, a mi juicio lo consigue notable, sencillamente. Y creo que esa sencillez, es expresión cabal de su depuración, de su honestidad, de su maestría. No hay alardes retóricos ni de ninguna otra índole, y el poeta, el hablante, se interna en lo agreste, en la espesura del bosque o la selva, que no es umbría, porque ha conseguido, dentro de ella, hacer un claro.

lunes, 4 de julio de 2016

Tres libros para comprender la literatura chilena del último tiempo

Por Rodolfo de los Reyes


La lírica nacional contemporánea, planeta importantes cambios en los últimos cincuenta años, donde grandes procesos históricos sociales le han cambiado la faz a Chile en diversos procesos, que sólo algunos autores recogen y analizan en forma esmerada y certera. Ediciones Inubicalistas, hace un gran esfuerzo editorial y nos presenta tres libros (Dos ensayos y uno de poesía) que a nuestro arbitrario, pero fundado juicio, bien dan cuenta de un periodo complejo, estudiado y reflexionado, pero muy poco escrito y publicado. Aquí un breve comentario a estos tres textos, claves para cualquier reflexión lirico-estética-política.

jueves, 30 de junio de 2016

EL CONTINUUM DE LAS COSAS AMADAS

Leyendo "El hombre y su piedra", de Cristián Cayupán

Eugenia Toledo Renner, Junio, 2016
                  
La poesía es tan vieja como la vida en el planeta. Los poemas se han tejido con la historia de la humanidad; por ello los encontramos desde sus raíces. En cuanto nace el lenguaje, nace la poesía. Generaciones y generaciones de poetas han hecho descubrimientos, creado o inventado nuevas formas de expresión poética hasta llegar a nosotros. La humanidad puede trazar poemas desde los orígenes de sus culturas. En casi cinco mil lenguas, la gente ha usado poemas para expresar quiénes son, en qué creen, qué han hecho y qué se siente al estar vivo. La poesía nunca ha sido estática, siempre en movimiento, movimiento interior y exterior, tratando de evidenciar la luz y la sombra, la libertad, la historia, lo concreto y lo filosófico. En resumen, lo humano y lo bueno que se obtiene de “la continuidad de las cosas queridas”, como nos dice Cristián Cayupán, joven poeta de nuestra región de la Araucanía (Puerto Saavedra, 1985) que presentamos aquí.

viernes, 24 de junio de 2016

Presentación de "El hombre y su Piedra"

La escritura invisible de Cristian Cayupán
Por Rodrigo Arroyo

La llamada revolución copernicana de Kant, ha consistido en hacer girar
en torno al sujeto lo que antes giraba en torno al objeto. Es de hecho lo que
el mismo Kant dice. Pero al mismo tiempo hay que subrayar que a ese
sujeto no se llega más que a partir del objeto.
Jean-Luc Nancy

La poesía escrita en italiano, señala Claudio Marazzini, corresponde al pensamiento crítico que Pier Paolo Pasolini despliega sobre la historia y el presente, una poesía civil, diría. Mientras sus poemas en friulano, amplía, constituyen el tejido de un lenguaje más íntimo y al mismo tiempo, ajeno a la literatura. Esta discutible descripción de Marazzini nos permite establecer un vínculo a través del cual la escritura del poeta italiano y la de Cristian Cayupán, más allá del prejuicio o línea divisoria que surge al usar o pensar el término poesía mapuche, nos permite la siguiente reflexión: un lenguaje ligado a la vida aparece al descender, al relampaguear, tomando así distancia de la escritura, del poema o la literatura que se nos presenta como cercanía o superficie. 

miércoles, 8 de junio de 2016

SE PRESENTÓ EL LIBRO LA SOTA, DE LUIS LUCHÍN GUTIÉRREZ

El libro desarrolla la historia del barrio rojo de Talca, conocido como “La Sota”, de gran popularidad durante casi todo el siglo XX, terminando su existencia junto con la decadencia de la bohemia popular y desoladores terremotos que borraron el barrio hasta sus cimientos.

Luis Gutiérrez ha publicado: Unión Pacífico, más que un club de barrio y Un viaje como el de tantos (Ediciones Inubicalistas, Valparaíso, 2015). Sobre sí mismo nos cuenta: “En 1942, febrero 02, conocí la luz del mundo. La elegida para tan grande acontecimiento fue la casa 2660 de la calle 6 sur, entre la 9 y la 10 oriente, cerquita de La Sota pecadora, en el barrio Abate Molina, de la muy noble y leal Ciudad de Talca. Talquino por donde se mire”.

Gracias a una memoria privilegiada y un don natural para relatar, da cuenta de variados tipos humanos con un sarcasmo humorístico, donde el habla popular fluye naturalmente. La impresionante galería de personajes (“pícaras mujeres”, cabrones, campanilleros, dueños de burdel, clientes, policías, travestis, músicos, “choros”, delincuentes, regentas) y las anécdotas que encontrará el lector en estas páginas, nos recuerdan los mejores momentos de la literatura social en Chile, donde el propio mundo popular se encarga de dar cuenta de su existencia.

El libro fue publicado por Ediciones Inubicalistas de Valparaíso y financiado por el Fondo Nacional de Fomento del Libro y la Lectura, Línea de Fomento a la Industria, Modalidad Apoyo a Ediciones, convocatoria 2016.

Las presentaciones se realizaron en la Biblioteca “Oscar Ramírez” de la Corporación Municipal de Curicó el jueves 5 de mayo y en la Biblioteca Regional del Maule, el día 6 de mayo. En la ocasión presentó Omar Mondaca, Claudio Maldonado y Juan Carlos Aros. Además se presentó el documental La Sota, realizado por Hugo Villar, quien participó de la presentación:
https://www.youtube.com/watch?v=BiH9nu0ib5A.

Se donaron ejemplares a la Biblioteca Pública Oscar Ramírez, de Curicó, Biblioteca Regional del Maule en Talca, Red de Bibliotecas Públicas del Maule, Red de Bibliotecas Públicas de la V Región.

En la actualidad es posible encontrar ejemplares del libro a la venta en librerías: Putamadre (Valparaíso), Mar de Libros (Valparaíso), América en Movimiento (Valparaíso), Crisis (Valparaíso), Metales Pesados (Valparaíso), Acentto (Viña del Mar), Qué Leo (Talca), Byblos (Talca), Lea + (Santiago).

martes, 7 de junio de 2016

SE PRESENTÓ EL LIBRO POESÍA REUNIDA, DE ALEJANDRO LAVÍN


El libro es el fruto de una investigación y recopilación de la obra del poeta y ceramista Alejandro Lavín Concha.

Inserto en la tradición de la poesía maulina, su obra literaria destaca por una particular mezcla de humor, elementos culteranos y materias del mundo natural, en un registro poco común dentro de la lírica nacional.

Alejandro Lavín (Nueva Imperial 1937-Talca 2012) publicó los siguientes libros de poesía: El ritual de los gallos suburbanos (Talca, 1964); Poesías del Maule (antología de poetas maulinos, Talca, 1974); Fiesta del alfarero (Ediciones Valparaíso, 2010); Pez de piedra (Valparaíso 2012). El libro Poesía Reunida, compila todos esos libros e incluye también, poemas inéditos del autor.

Lavín fue además un destacado ceramista, murales suyos en terracota, se exhiben en la Facultad de Agronomía de la Universidad de Talca. En la actualidad, su casa-taller en la localidad de Vilches Altos, está convertida en el Museo Alejandro Lavín, donde se exhiben algunas de sus obras.

El libro fue publicado por Ediciones Inubicalistas de Valparaíso y financiado por el Fondo Nacional de Fomento del Libro y la Lectura, Línea de Fomento a la Industria, Modalidad Apoyo a Ediciones, convocatoria 2016.

Las presentaciones se realizaron en la Biblioteca “Oscar Ramírez” de la Corporación Municipal de Curicó el jueves 05 de mayo, en la Biblioteca Regional del Maule, el día viernes 06 de mayo, en el Museo Alejandro Lavín, el sábado 07 de mayo, -ocasión en que se inauguró el mirador “Sendero del Alfarero”, arquitecto Claudio Lavín-, y en librería Qué Leo de Talca

Se donaron ejemplares del libro a la Agrupación Cultural El Monje, a la Red de Bibliotecas del Maule, Biblioteca Regional del Maule, Biblioteca Pública Óscar Ramírez, de Curicó y Red de Bibliotecas Públicas de la V Región.

En la actualidad es posible encontrar ejemplares del libro a la venta en librerías: Putamadre (Valparaíso), Mar de Libros (Valparaíso), América en Movimiento (Valparaíso), Crisis (Valparaíso), Metales Pesados (Valparaíso), Acentto (Viña del Mar), Qué Leo (Talca), Byblos (Talca), Lea + (Santiago).

miércoles, 25 de mayo de 2016

LA NOCHE NO HA MUERTO EN LA SOTA

Presentación de Claudio Maldonado
Leída en la Biblioteca regional del Maule, 13 de mayo 2016

La noche no ha muerto en La Sota, quedan los escombros, maderos y latones vivientes de un pasado que no desea cambiar esa piel vieja de pueblo maulino. Es otro domingo nublado en La Sota, el viento, los vapores del agua y el sol implacable han corroído las ruinas de un pasado. Ellos, los elementos, se toman todo el tiempo del mundo, indiferentes al ojo rapiña del fariseo inmobiliario, que sólo tiene el tiempo verde de un hombre imaginando el habitar de otro hombre en un cubículo  relleno de espejos. La noche material algún día despertará sin La Sota. Morirán sus vecinos y sus parroquianos, morirán los que intentaron levantar su historia para moldearla en la memoria colectiva de un porvenir que poco hará para encontrar en lo muerto alguna chispa que les permita vivir mejor en su pequeño presente. 

lunes, 23 de mayo de 2016

LA SOTA

Por Juan Carlos Aros

Presentación en Biblioteca Regional del Maule
13 de mayo 2016


En primer lugar felicitar a los editores, llamados Inubicalistas de Valparaíso, por donde han puesto el ojo en esta ocasión.

A veces pienso en la novela norteamericana y como ellos han logrado, de muchos lugares alejados de las grandes urbes, obras muy meritorias, lo hacen porque creen que el Garden City, el cañón del Colorado, Mississippi, la pequeña ciudad de París, en el estado de Texas, o pueblos mucho más olvidados, son dignos de memoria y necesarios para construir identidad. Por lo tanto La Sota, como libro, es un buen paso para poner una señal de qué están construidas estas calles, cuáles son las personas y personajes que por acá deambularon e hicieron una breve historia, un simple saludo a la bandera o quizás grandes gestas.

VIVENCIAS DE UNA HISTORIA DE LOS MÁRGENES

Por Rodolfo De los Reyes Recabarren



“La Sota: Crónicas de un Barrio Rojo” (Ediciones Inubicalistas), 
de Luis “Luchín” Gutiérrez, recientemente presentado en Curicó y Talca


LA HISTORIA

Según los nuevos tratadistas y estudiosos de la historia, esta se construye desde muchas miradas, experiencias, sucesos y géneros literarios, no existe un relato único, puede haber una compilación central sobre la cual se articulan otros discursos, otras formas narrativas u orales, otros registros en diversos soportes que den cuenta de la evolución humana en sociedad y como, el día a día, va transformando la realidad, social, cultural, económica, estética e individual. En la actualidad, en que el registro de la memoria se vuelve una imperiosa necesidad, ante un mundo vertiginoso, en cuyos afanes de progreso e innovación, invalida y destruye toda presencia y vestigio de lo antiguo y arcaico, más en un mundo globalizado, en que las culturas interactúan, se pierden en la noche de los tiempos la tradiciones y costumbres societales, sobre todo en las provincias.

martes, 17 de mayo de 2016

Apuntes sobre Alejandro Lavín

El poeta alfarero
Por Cristian Rau
Texto leído en la presentación del libro Poesía Reunida, Curicó, 06 de mayo 2016.
Quedan su cabaña
su cojo caballete
y suave aroma
de panales vacíos
A. Lavín


Cuando Felipe Moncada me pidió  que lo acompañara en la presentación del libro Poesía reunida del poeta Alejandro Lavín pensé en decirle que no. El motivo para  rechazar esta invitación era  que aunque conocía a Lavín, solamente había leído algunos poemas sueltos por aquí y por allá. Antes de negarme definitivamente  le pedí a Felipe que me mandara el texto para verlo y responderle con más certeza. 

A COMENTAR SOBRE “LA SOTA”

Por Omar Mondaca

Texto leído en la presentación del libro La Sota, de Luis Luchín Gutiérrez, en la Biblioteca Pública de Curicó “Oscar Ramírez”, el 12 de mayo del 2016.


No es de esos libros que comienzas a leer y puedes dejar de leer y quizás retomarlo otro día. Te atrapa como te atrapan esos cahuines de vecindario. No se va a retirar uno en medio de un cahuín sin terminar ¿verdad? Quien narra en este libro es alguien que te está contando una confidencia de barrio. Esta crónica literaria está por tanto narrada en un tono familiar y confidencial, el único adecuado al tema de que trata. 

miércoles, 11 de mayo de 2016

LA VOZ DEL SILENCIO, ALEJANDRO LAVÍN

por Samuel Maldonado de la Fuente

Tierra cocida, piedra o palabras,
encabezan un triunvirato cuyas voces  provienen del silencio.
Se me ha ocurrido presentar estos materiales diversos
a fin de extraerles su lenguaje interno; es decir,
develar con sudor su contenido estético. 
Alejandro Lavín

Llegó Alejandro Lavín, como siempre, vital, señorial, místico, sugerente al Centro de Extensión Pedro Olmos de la Universidad de Talca, el 12 de Abril de 2012. Traía bajo el brazo, su último libro: “Pez de Piedra”. La sala estaba en silencio, parecía presagiarse algo, la atención se centró en sus poemas, una nutrida concurrencia tuvo la gran oportunidad, la última, de escuchar la voz del poeta.  El poeta Fallece el 25 de abril de 2012, a los 75 años de edad.


Lavín, el poeta artesano, dejaba entrever la sutileza de sus secretos, de sus modelados, de las arcillas vivientes en su mente, de la cochura con que había modelado las palabras en sus últimos versos, allí moría el secreto del artesano, al atardecer terracota del Maule. Ese día estaba modelando sus último adiós, nadie esperaba tan pronta partida a un oriente de terracota, donde el gran hacedor le estará encargando nuevas figuras para las nubes del atardecer.

PRESENTACIÓN DE POESÍA REUNIDA, DE ALEJANDRO LAVÍN

Ediciones Inubicalistas, Valparaíso 2016, 164 páginas

Felipe Moncada Mijic


Alejandro Lavín concentra en su poesía, elementos que dan cuenta de un registro quizás no utilizado en la tradición poética chilena, pues el arcaísmo, el humor, los elementos culteranos, lo telúrico, el habla popular, los localismos, encuentran una rara conjunción, como si una excéntrica alineación de astros nos revelara que las poéticas son islas de esteticismo, elecciones formales para poder respirar en la densidad de las palabras.

Se podrían dar ejemplos de cada una de las características nombradas anteriormente, pero si se ha de ahondar en aquello que predomina, habría que hablar del aspecto terrestre, de una poesía que parece estar hecha de arcilla, pero que por ello no abandona el ingenio ni el humor. Y es que el poeta Alejandro Lavín ejerció además el oficio de alfarero, situándose en contacto directo con la arcilla, el agua, el fuego, experiencia que traspasa al hablante de su poesía. En esa condición es que se manifiesta consciente de la relación entre la furia volcánica de la ceniza y la quietud de los cantos rodados.

jueves, 21 de abril de 2016

PENSANDO LA UNIVERSIDAD DEL PRESENTE Y EL FUTURO

Libro de Raúl Herrera y Rodolfo Schmal 
Por Luis Herrera

En medio de la vorágine de la reforma educacional y la discusión sobre la naturaleza de la gratuidad -las becas y la segregación, leyes cortas y largas, acuerdos explícitos e implícitos-, se publica “La universidad en Chile: presente y futuro. Reflexiones desde la provincia” (Ediciones Inubicalistas, 2015), reflexiones de varios académicos que pretenden poner énfasis en las claves de una universidad de calidad, su historia, desafíos y problemáticas actuales y de cara al futuro.


Ediciones Inubicalistas (Valparaíso) cierra un exitoso año de varias publicaciones de primer nivel con “La universidad en Chile: presente y futuro. Reflexiones desde la provincia” de los académicos Raúl Herrera y Rodolfo Schmal, fortaleciendo la línea de “Ensayos e investigaciones” de esta editorial, que incluye, además, Encuentro chileno de editoriales independientes (2012), Panoptismo, silencio y omisión en la crítica literaria bajo dictadura (2015) y Diccionario de neologismos, disfemismos y locuciones usuales (2015), entre otros. 

martes, 2 de febrero de 2016

El inxilio de Juan de Quintil

El INXILIO DE JUAN DE QUINTIL[1]
por Felipe Moncada Mijic


Me gustaría presentar este libro[2], dentro del contexto del trabajo editorial que hemos venido desarrollando como Ediciones Inubicalistas[3], desde el año 2009 a la fecha, en la ciudad de Valparaíso. Nuestro catálogo, compuesto a la actualidad por alrededor de 40 títulos, se concentra principalmente en autores regionales, que están fuera de aquello que se entiende un poco torpemente como “canon”, concepto difuso, pero que se hace notar (si es por inventar “indicadores”) en el número de apariciones de un autor en los medios, en el sentido de la sociedad del espectáculo, o al menos, en el interés por publicar a un autor por parte de las editoriales consolidadas, reproduciendo de esa manera un contenido ya aceptado. Construcción tan social como teórica, el canon, aunque siempre en movimiento y útil como orientación, también impide ver lo que hay bajo él, al considerarse “menor”[4] o carente de interés.





lunes, 29 de junio de 2015

Poesía campesina en la nueva ruralidad. Presentación libro "Todo cocido a Leña", de Chiri Moyano.

Por Patricio Serey

Primero:

Quiero abrir esta presentación centrando un instante la atención en la dedicatoria, o poema introducción del Libro “Todo Cocido a Leña”, llamado “Canto al palmar”: Texto mántrico que recoge los sobrenombres actuales, e históricos (algunos perdidos en los recodos de la memoria), otros recordados y recuperados en plural, aparentemente transferidos de generación en generación, como si fueran un título nobiliario. Ahí están Los Chincoles, Los Chercanes, Los Locos del Valle, Los Leche Perra, Los Chancha Rubia, Los Mazamorra, Los Chevecha, Los Cabra Mocha y así un largo etc…  

Sobre “La velocidad de la caída” de Florencia Smiths

Por Raúl Hernández


Cada poema es una lucha, un lugar en donde nos jugamos la vida, en donde las preguntas se pierden en la noche y se escapan con las estrellas que caen como este libro y su velocidad. Con el vértigo, con la altura de nuestras miradas. Y quedan llagas, quedan grietas visibles ante cada lectura, cada instante en el que nos situamos en esta caída. Una caída que sucede en un hogar que prevalece en los momentos idos y venideros. Un hogar que sirve como escenario de amplitud, como sitio del suceso.

CASA DE BARRO CON MANZANO ADENTRO

Por Chanchán Olibos

Para empezar quisiera leer un poema de Chiri Moyano, el que condensa en su decir certero todos los símbolos que vendrán con la lectura del libro “Todo cocido a leña.” Se llama “Infancia”:
“No olvido/los versos escritos en la pared de adobe: hay que volver a sembrar la tierra/ y cuidar el agua/ como una gran pepa de oro/ y los niños que se columpien/ a la sombra de los olmos y sean el sol y la savia/ de este legado”.
El barro de nuestros juegos infantiles, trabajado por el genio inmemorial de la humanidad se convierte en el material de construcción insuperable, el adobe, uno de los símbolos clave de este poemario. La palabra grabada en el adobe permanece, vive en la memoria de las generaciones, como el lenguaje zoomorfo de los relieves de la milenaria Chan Chan, la ciudad más grande del mundo construida en barro. 

domingo, 14 de junio de 2015

El regreso a lo que no fue

sobre Un exilio, de Adriana Bórquez Adriazola

Ellos, los vencedores
caínes sempiternos
que de todo me arrancaron
Luis Cernuda

Por Felipe Moncada
 

Al leer este libro que se podría considerar una novela testimonial, es difícil sustraerse de la “parte emotiva”, esa que acostumbramos a llevar en la sombra en esta sociedad de triunfadores, esos caínes sempiternos, siempre listos a borrarnos con sus máquinas de la realidad.

Podemos leer en Un exilio, la historia de una mujer quebrada por la policía política de Chile en dictadura, esa que sobrevive de máscara en máscara a lo largo del territorio y del tiempo. Pero también es la historia del desencanto, pues Adriana, al relatarnos su exilio, no pretende conmovernos con una farsa heroica que alimente el relato de los eternos privilegiados, sino escribir como quien ya no tiene nada que perder, pues ha sido arrebatada de todo, de la familia, de los ideales, del cuerpo, así que de ahí en adelante irá con esa liviandad de quien vive en lo esencial, reconstruyendo su mundo a partir de los fragmentos que han sido dejados por un descuido de los oficiales de la totalidad.

En el Borde y con la PIEL dE GALLINA

por Hernán de Carlo
 
Piel de gallina es la figura que hace referencia a la sensación de escalofríos, no daré mayores detalles, pero esta novela  de Claudio Maldonado, (Curicó 1977) consigue atraer interés en las primeras carillas
Curicó es voz autóctona que denomina algo negro de aguas. Si mal no recuerdo y lo cual confirmo con mi Mac 2.0 de Apple.
A propósito de manzanas también recuerdo un fundo lleno de manzanas en Curicó. Al  sur de Chile y a mi primo Jorjunjín

miércoles, 3 de junio de 2015

Pequeños Migratorios


Por Miguel Castillo Didier

Con mucho agrado participo en esta presentación del tercer poemario de Claudio Guerrero. Hace ya varios años que conocí a Claudio, cuando era estudiante en la Facultad de Filosofía de la Universidad de Chile. Siguió dos cursos optativos que estuvieron a mi cargo: uno dedicado a la Odisea de Kazantzakis y otro cuyo objetivo era examinar  algunos aspectos de la poesía de Kavafis. En ambos cursos hubo alumnos cuyos trabajos se distinguieron especialmente. Uno de los resultados de esos cursos fue la publicación por el Centro de Estudios Griegos de la Facultad de los trabajos de los alumnos Claudio Guerrero, Jorge Márquez y David Solís, en un tomito titulado Tres estudiantes descubren la Odisea de Kazantzakis y exploran la poesía de Kavafis.  

lunes, 25 de mayo de 2015

Un Exilio. Testimonio de Adriana Bórquez

por Silvia Rodriguez
https://drive.google.com/file/d/0B-_WP6AsebNDb1BqVlNYdmV5aTg/view?usp=sharing

martes, 21 de abril de 2015

El bosque nunca está en silencio

En torno a Silvestre, de Felipe Moncada
por Claudio Guerrero

Silvestre constituye el séptimo poemario de Felipe Moncada (nacido en Quellón en 1973), en trece años de trayectoria poética pública entre los Valles del Chile central, del Aconcagua al Maule y el puerto de Valparaíso, trece años desde que publicara en 2003 su primer título, Irreal.

Las montañas, surcos y ríos de los valles; el detenido y perpetuo contemplar de la naturaleza; el continuo acto de nombrar árboles, animales y aves; las reminiscencias sobre las vicisitudes de la vida cotidiana; algunas exposiciones de paradojas lógicas; el humor y la ironía; el escepticismo y objetivismo poéticos; una constante actitud de resistencia y dientes apretados; y, las alusiones a universos astronómicos y físicos, son algunas de las características de la poesía de Moncada que he podido pesquisar en el tiempo a partir de las intermitentes lecturas de su obra poética, incluyendo aquella hilarante revista de la que fue parte, La piedra de la locura.

lunes, 20 de abril de 2015

Materia de alucinación: Silvestre, de Felipe Moncada M.

por Ricardo Herrera Alarcón


Los dos primeros  poemas  de Silvestre funcionan como introducción al recorrido, la caminata que el libro propone. En “Urgente”, un correo del Monje (el poeta  Alejandro Lavín) “anuncia la fiesta de los avellanos”, mientras el destinatario del mensaje yace sumido en lo cotidiano, las minucias del diario vivir: el arriendo, la luz,  las deudas, las goteras en la cocina, en fin, toda aquella vana ambición que le impide bañarse en el sol y ser un “animal de puro lenguaje” que pierde “la vista en los cóndores”.
El segundo texto (“En el fuego”) hace nuevamente  presente la incitación al viaje, porque acá, donde estamos, todo parece fuera de foco y se hace necesario volver a la casa materna, a cierto estado anterior a la descomposición de un presente donde “la huerta seca/ cobija el esqueleto del maíz” y “la calavera de los girasoles/ se desgrana en la sombra”. Si no hubo futuro, ni arcadia posible, si hasta las palabras que “debieran traer consuelo/ (…) sólo traen imágenes”, la invitación es a volver a descubrir en las cenizas de la realidad alguna palabra que sobreviva y nombre el mundo.

Estos dos poemas son el prólogo a lo que vendrá, a la fiesta en medio del bosque, donde estamos convocados en las páginas siguientes, una arboleda donde Felipe se sujeta de todas las ramas  y echa semilla para hacer nacer un nuevo árbol.

miércoles, 1 de abril de 2015

UN VIAJE A UN SUEÑO POR SOÑAR

Sobre “SILVESTRE” DE FELIPE MONCADA (EDICIONES INUBICALISTAS, 2015)
Por Claudio Maldonado. 

Varias semanas estudiando la memoria de Borges, repasando la cartografía miope de su biblioteca infinita y entremedio de esos afanes, casi ilusorios de enseñar literatura, el libro Silvestre de Felipe Moncada en la mochila de mis días por hacer. Cobran sentido en mí estos poemas, significan emociones que van más allá de la fraternidad que tengo con el autor, del que se dice nació en Quellón en 1973, que vivió su primera juventud en Talca, que inventó una editorial inubicable, que a punta de buen catálogo, ha resistido los embates de la cultura de retail y también uno que otro pachotazo de los amigos independientes dependientes del libro marginal, pero también cool.

sábado, 21 de marzo de 2015

La imagen o la intensidad
Sobre La velocidad de la caída, de Florencia Smiths

La ausencia dura, me es necesario soportarla. Voy pues
a manipularla: transformar la distorsión del tiempo en
vaivén, producir ritmo, abrir la escena del lenguaje.
Roland Barthes

En La invención de la histeria, Didi-Huberman sostiene que, en gran medida, el trabajo desarrollado por Jean Martin Charcot no sería más que un montaje que las mismas histéricas y sus colaboradores se encargaron de construir. Estudiando, entre otras cosas, los movimientos musculares, la sensibilidad, y las secreciones de las mujeres privadas de libertad sin distinción alguna. Resaltaba en este proceso el taller de fotografía, que dejó un importante archivo de mujeres en estado de trance, ira o pasión desbordadas. Dichas imágenes constituían una parte del proceso de investigación y clasificación de la histeria, y sus posibles vínculos con la epilepsia.